Ternasco entre dos fuegos

Ternasco entre dos fuegos

La fórmula original de esta exquisita receta, cuya cuna está en Benasque, contempla la cocción entre dos fuegos al poner también brasas sobre la cobertera de la olla en la que se cocina. Esta magistral preparación de origen Benasqués, se extendió desde  el Valle de Benasque al resto de los Pirineos.

Para su elaboración el ternasco, troceado, salpimentado y perfumado con el tomillo se sofríe en una cacerola junto con las cebollas picadas y el laurel. Cuando ha soltado la suficiente grasa se moja con el caldo y se deja cocer durante una hora. Transcurrido ese tiempo se hace un majado con los dientes de ajo, las almendras, las galletas y los sesos de cerdo, añadiendo un poco de caldo de la cacerola para conseguir una salsa muy fina que se vierte sobre el ternasco. Tras ese paso final se deja hervir el conjunto suavemente durante unos cinco minutos moviendo de vez en cuando el recipiente para que la salsa quede trabada.


ingredientes: Ternasco, laurel, ajo, almendras, galletas maría tostadas, dos sesos de cordero, aceite de oliva, pimienta blanca molida, tomillo molido, agua o caldo suave, sal.