Embajadores de Aramon Cerler

Embajadores

La estación de esquí de Cerler cuenta con un gran equipo de embajadores, expertos conocedores de la estación. Un servicio gratuito que comenzó hace ya más de 7 años por que se ha apostado fuerte y que, a juzgar por el éxito obtenido, ha resultado ser un acierto total.

Sábado, 10:30 horas de la mañana. Un nutrido equipo de esquiadores charla a pocos metros de la cafetería Remáscaro, en Cerler 1.500. Sobre ellos se eleva una señal de punto de encuentro. Es el punto de encuentro con los embajadores de Cerler.

Pronto se les une el primer grupo. No conocen la estación, han oído hablar de este servicio y no se lo han pensado dos veces antes de apuntarse. Ya lo habían probado antes en Estados Unidos, pioneros en este tipo de actividades, y les parece mejor manera de recorrer una estación de esquí. A este grupo se le añade otra pareja, y a éste otro esquiador, y otro, y otros más.... así hasta juntarse un buen número de esquiadores ansiosos por recorrer hasta el último centímetro de Cerler y conocer las mejores pistas.

Sus diferentes preferencias no son problema. Los embajadores acompañarán a los que quieren explorar rincones más exigentes de la estación, mientras que otros embajadores realizarán un recorrido transversal por las pistas más míticas y los recorridos más desconocidos.

Por eso Cerler que hace tantos años encandilara a los mismos embajadores, y que les ha llevado a convertirse en colaboradores voluntarios del centro invernal. Y a ser los artífices, además de una actividad pionera en las estaciones de España. Una actividad que sorprende a todos los que la conocen, como la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa, a quien los embajadores tuvieron el placer de acompañar en su visita a Cerler.

Todo comenzó hace ya siete temporadas, cuando Pedro y Pilar aceptaron convertirse en los primeros embajadores de Cerler. Nadie como ellos, asiduos de la estación desde hace más de cuarenta años, para guiar a los esquiadores por cada recoveco y explicar la historia de cada pista, de cada remonte...